05.05.2020

¡PROTEGE TU HOGAR Y A TU FAMILIA DE LOS VIRUS!

Entrada siguiente →

Para proteger a tu familia de los virus e infecciones, ¡tu hogar y sus espacios son claves! Por eso, aquí te dejamos algunos consejos que te ayudarán a cuidar la salud de los que más amas.

Con la llegada del otoño, el clima se vuelve más irregular. Se forman más corrientes de aire y es entonces cuando comienza la temporada de los virus y enfermedades que pueden afectarnos.

Pero hoy, además de estos factores, se suma la llegada de una inesperada pandemia, lo que hace aún más importante mantener nuestro hogar en las mejores condiciones para así proteger a cada uno de los integrantes de nuestra familia.

¿Cómo lograrlo? ¡Aquí te dejamos algunos consejos que te serán muy útiles!

  • Si un integrante de tu familia presenta síntomas de gripe o ha contraído algún virus, lo ideal es que permanezca en una habitación específica, aislado del resto de la familia. De esta forma, evitarás el contagio con cualquier otra persona que viva en tu casa.

¡La limpieza de superficies es clave! Limpia tus muebles regularmente con el fin de eliminar cualquier virus o infección que pueda haberse instalado a ellos

¡Asegúrate de que tu casa tenga una buena ventilación! El mantener las ventanas abiertas te ayudará a limpiar el aire de tus espacios, eliminando así los posibles gérmenes y virus que estén en el ambiente. Procura que el aire no llegue directamente a las personas que vivan en tu hogar, así evitarán una gripe inesperada.

¡No olvides la importancia de tus manos! Mantener una buena higiene de tus manos es fundamental para evitar la propagación de enfermedades. Con esta simple, rápida y efectiva medida, te estarás protegiendo tú y a quienes te rodean.

- Si alguien en tu familia está afectado por alguna gripe o virus, entonces es recomendable que tenga a la mano bolsas de basura para botar pañuelos desechables. En tu baño y cocina, lo ideal es tener basureros con tapa.

-  Procura que las toallas de mano de tu baño estén siempre limpias y secas. Otra efectiva medida es secarte las manos con toalla de papel desechable.

-  Tu vajilla, vasos y cubiertos, lávalos siempre con lava vajilla y agua caliente o tibia, así será mucho más fácil mantenerlos limpios, libres de grasa e infecciones.

¡No te olvides de las manijas de las puertas e interruptores! Estos elementos son de gran uso diario, por lo que es muy probable que en ellos quede alojada suciedad y posiblemente, virus e infecciones. Por eso, ¡límpialos día a día!

Cuidar tu familia es mucho más sencillo cuidando los espacios que comparten. ¡Disfruten juntos de un hogar limpio y saludable!

¡Cuidamos lo que más amas!